CampoGeneralMás temas

DANIEL LÓPEZ Y SUS “NEGROS”: “SON PERROS 4 X 4”

En la edición semanal de Región Atlántica dialogamos con Daniel López, oriundo de Tapalqué, pero residente actual de la zona rural de Balcarce, quien se dedica a la cría de perros border collie, raza utilizada en muchos ámbitos, como por ejemplo el rodeo ovino.

Su llegada a esta zona se da cuando “hubo un encuentro de bomberos en Tapalqué y venía u instructor a calificar a los perros y hacer curso de búsqueda y rescate. Estaba interesado en mis perros, en lo que hacía, porque decía que era un loco importante que mandaba a los perros a señas y chiflidos”. Fue en ese mismo encuentro que se encontró a un balcarceño que lo llevó a trabajar a San Pedro de la Vigilancia.

En cuanto a su actividad de criador, López cuenta que “Desde hace 25 años que se dedican a la crianza de los border, siempre habíamos tenido “marca perro” hasta que conseguí una perra y de ahí arrancamos”.

“El border es un perro 4 x 4 porque se adapta a lo que usted tenga, hay muchos perros por el país y me han dicho que lo tienen en departamentos, en quintas, aunque el border es un perro hiperactivo. El de Nueva Zelanda es más tranquilo, más para departamentos y esas cosas”, cuenta.

Actualmente, López tiene 11 perras, 5 machos y hay 25 chiquititos, aunque en los próximos días nacerán otras camadas. Cada año, según estima Daniel, nacen unos cuarenta o cincuenta cachorros, y de hecho lleva unos 400 perros entregados en estos últimos cinco años.

Con respecto al manejo y al cuidado que se tiene con los animales, nuestro entrevistamos destaca: “Vendo un cachorro para mantener a los otros dieciséis, en cuanto a sanidad y alimentación”.

“Arrancamos desfilando en la Fiesta del Ave de Raza en Rauch. Después fuimos a Ayacucho a la Fiesta del Ternero, a la Fiesta del Gaucho en Chivilcoy y a Bragado, nos empezaron a contratar y hasta la pandemia no paramos. Conocimos muchos lugares y tenemos 16.000 Km hechos con `los negros´”. Estos caminos lo llevaron también a Jesús María, donde entró al campo de doma con sus border para hacer una demostración: “Fue como tocar el cielo con las manos”, dice.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *