Campo

“HAY QUE PENSAR EN FORTALEZAS, EN LUGAR DE HACERLO EN MEDIDAS RESTRICTIVAS”

En Región Atlántica dialogamos sobre el panorama ganadero actual con el tucumano Carlos Kohn, quien es consultor ganadero, asesor, Lic. En Gestión de Empresas Agroindustriales y Magister en Agronegocios de la Universidad Austral.

“La decisión del gobierno es un error tremendo porque lo que exporta va a China, que era nuestro principal cliente, donde iba el 70 % de la carne argentina que es el descarte de los campos, la vaca de conserva. Esto no afecta al consumo porque justamente lo que se consume acá es el novillito o vaquillona engordada a corral, lo que ha crecido mucho en el NOA y que no se exporta. Esto no conduce a ninguna baja en la carne, la suba de la carne se da producto a la suba de los commodities el año pasado, soja y maíz en particular. La matriz productiva ha cambiado en Argentina. El cliente tiene que entender que el novillo que se consume no es el de hace 30 años y que pastaba en la zona núcleo o en Buenos Aires, sur de Córdoba o Santa Fe, sino que el 60 o 70 por ciento corresponde actualmente al engorde a corral, por lo que no compiten”, manifestó.

Asimismo, explicó que “se exporta a China la vaca conserva y determinados cortes, ni vacas en pie ni medias reses. Tengo el ejemplo de productores que han podido exportar al mercado externo determinados cortes, cobrándolos muy bien en el mercado internacional, y les quedaron muchos cortes de muy buena calidad para vender al mercado interno a precios muy accesibles. Esto quiere decir que se puede complementar con un buen plan de comercialización para poder llegar a la mayoría de los barrios populares y a través de las carnicerías de barrio. Un plan para abaratar costos debería contemplar que se venda en carnicerías de barrios, sin acordar solamente con un sector de la industria frigorífica, viendo la forma que las carnicerías se incorporen a un plan nacional”. Por otra parte, Kohn señaló la ventaja de tener una amplia variedad de cortes en Argentina y la necesidad de organizar estratégicamente la oferta y el consumo de los mismos.

“Si se llama a registrarse a los carniceros para ofrecer determinados cortes en distintos días de la semana, esto se puede profesionalizar. Con esto se favorecería a los carniceros inscriptos y a los consumidores, y de paso generaría una sinergia de mayor venta. El negocio de la carne es un negocio de volumen, tenés que sumar kilos para bajar un costo fijo que es muy alto en las carnicerías o frigoríficos” – subrayó- “hay que pensar en las fortalezas, en lugar de hacerlo en medidas restrictivas, y aprovechar las ventajas del sistema de carnes para el beneficio de todos. Esta medida afecta al productor y al consumidor”, concluyó.

ESCUCHÁ LA NOTA COMPLETA PARA CONOCER MÁS DATOS ACERCA DEL SECTOR GANADERO Y SOBRE ESTA ACTIVIDAD EN TUCUMÁN.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *